Principal       Noticias      Biografías       Cursos     Instrumentos        Fotos        Infantil       Curiosidades        Otros            jertemusic



EL CONTRABAJO

El contrabajo es el instrumento de cuerdas frotadas más grande y el que posee el sonido más grave, su papel secundario en la orquesta dió un vuelco en el siglo XX con su utilización en el jazz como instrumento protagonista.
Historia
El contrabajo deriva, seguramente, del "violone bajo" y de la "viola da gamba", pues adopta características de ambos. Ya a principios del siglo XVII aparece un instrumento llamado "contrabajo de viola da gamba" de grandes dimensiones y con cinco cuerdas que sonaba una octava más grave de como se escribía. Tuvo también influencias del violín aunque no se considera de la familia de los violines, el contrabajo actual tiene cuatro cuerdas como el violín, y el mango inclinado hacia atrás y terminado en voluta.
En el siglo XVIII se estableció la afinación por cuartas, también en éste siglo se incorpora a la orquesta sustituyendo a la "viola da gamba", pero limitándose a doblar al violoncello una octava grave.
Doménico Dragonetti, virtuoso de contrabajo, fomentó la utilización del instrumento dentro de la orquesta y a partir del siglo XIX fueron muchos los compositores que le dieron un papel relevante en sus composiciones. El primer método para contrabajo fue escrito por Achile Gouffe.
Durante el siglo XX contrabajistas como Koussevizky, Karr o Meyer impulsaron el contrabajo dentro de la orquesta clásica. El jazz también lo incorporó en sus orquestas, tocado sin arco, al principio como soporte rítmico y más adelante se convirtió en parte esencial de la orquesta de jazz.
Familia de los cordófonos
Partes del contrabajo
Partes del contrabajo
El contrabajo mide aproximadamente 1´80 m de altura, es el mayor instrumento de cuerda.
Su caja es más ancha en la parte de abajo y se estrecha en la de arriba, sus hombros forman
ángulos agudos como la viola. En la tapa tiene dos aberturas de resonancia como en el violín
en forma de "f". Tiene fondo plano.
Tiene cuatro cuerdas aunque algunos modelos pueden tener cinco, afinadas por cuartas, que
van desde el cordal al clavijero pasando por el puente. Las cuerdas del contrabajo son más
gruesas y más largas que las del violoncello.
El mango termina en forma de voluta en su parte superior por encima del clavijero. Tiene
un diapasón sin trastes como el violín.
El arco del contrabajo es más corto que el del violín y está hecho de madera y crines de
caballo, se coge como el arco del violín, aunque también se utiliza el arco Simandl que se
sostiene con la palma de la mano hacia arriba como el arco de la viola.
El sonido  se produce al frotar las cuerdas con el arco, aunque también se toca pulsando
las cuerdas con los dedos, es la ténica del pizzicato.
El pie es la parte que soporta el instrumento.
Características
Las partituras de contrabajo se escriben en clave de Fa en cuarta aunque su sonido real es
una octava más grave, su tesitura abarca dos octavas y media.

Tesitura del contrabajo
Sus cuerdas son cuatro y se afinan por cuartas, Mi, La, Re, Sol, algunos contrabajos poseen una quinta cuerda más grave, Do.
Se toca de pie y en la orquesta se coloca a la derecha del director, detrás de los violoncellos y las violas.
Enlaces
Koussevitzky: concierto de contrabajo y orquesta: enlace
Marco Panascia: Blues en Fa Charlie Parker: enlace


Para saber más: El contrabajo
                        Contrabajo, Wikipedia
                        Afinación del contrabajo
volver


http://jertemusic.es
info@jertemusic.es